4 antídotos contra el copywriting aburrido.

SAMU PARRA
Consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía

¿Sabes lo que hace un cliente antes de tomar una decisión de compra?

Leer.

Lee tu ficha de producto o tu página de venta.

Lee las opiniones de otros clientes.

Lee varios post de tu blog.

Lee el email de bienvenida de tu newsletter.

Tu cliente necesita información. Quiere saber si eres la opción adecuada. Pero no te equivoques. Tu cliente no leerá cualquier cosa porque su tiempo y su capacidad de mantener la atención son limitados.

Compites contra Facebook y los vídeos de gatitos. Ahí es nada.

En resumen:

Cuando escribas tus textos, tienes que conseguir que la persona quiera leer lo que has escrito. Y eso es imposible si tus textos son aburridos.

Los 4 antídotos que te propongo te permitirán escribir textos más interesantes sin necesidad de recurrir a tácticas oscuras. Estos consejos y muchos otros los puedes encontrar en mi curso de copywriting.

Considéralo un aperitivo.

1. EL PRINCIPIO

Tu audiencia es generosa y siempre te da una oportunidad. Antes de juzgarte, leerá el titular y quizás la primera frase. A partir de ahí decidirá si continúa o no.

Utiliza tus mejores armas en los titulares y en la introducción para mantener su atención.

Empieza tus textos con una frase corta que deje al lector con ganas de más.

Por ejemplo:

  • Una pregunta directa
  • Una afirmación que cree controversia
  • Una estadística sorprendente
  • Un problema
  • Un deseo
  • Una confesión

Otra forma interesante de atraer y mantener la atención es usar la curiosidad.

Hay que andarse un poco con ojo porque es una táctica muy utilizada por páginas tipo Buzzfeed que solo buscan el click y luego si te he visto no me acuerdo.

Después de leer una introducción breve y poderosa, es inevitable seguir leyendo. Pero debes asegurarte que el resto está a la misma altura.

2. EL TONO

Un tono neutro es una oportunidad perdida.

Añadir una dosis de tu personalidad de marca en tus textos te ayuda a conectar con tu cliente potencial.

Por ejemplo, cuando entras en la sección de contacto de una página web, te esperas un mensaje del tipo:

  • “Ponte en contacto con nosotros rellenando este formulario y te responderemos lo antes posible.”

Pero si ha pasado por las manos de un copywriter, el texto podría ser muy diferente en función del tono de la marca:

  • “¿Qué tal si charlamos? Contacta con nosotros y….”
  • “No seas tímido, solo es un formulario. Rellénalo y empecemos a…”
  • “Me encantaría conocer tu historia. Si contactas conmigo, te prometo que…”

Ya no es el típico texto de relleno que se pone porque hay que poner algo. Es un texto con intención que dice mucho de ti.

3. EL RITMO

Al principio de este post buscaba un ritmo rápido y ágil. Si te fijas, la introducción está escrita a base de frases muy cortas y cada línea expresa una idea.

En cambio en este punto donde hablo del ritmo, quiero que lectura sea más pausada para que la idea se entienda de una manera más práctica.

No es que un ritmo sea mejor o peor que otro, es simplemente una decisión que debes tomar en función de la sensación que quieras transmitir y del estilo que desees darle a tu marca.

De hecho, para que se aprecie bien el efecto que tiene el ritmo, en este caso estoy forzando un poco la situación con frases más largas y estructuras más complejas. Llegando hasta un punto en el cual parece que no lo ha escrito Samu Parra. Incluso a nivel visual este apartado tiene un aspecto más denso que el resto.

Variar el ritmo de la escritura ayuda a que el texto sea más agradable de leer, sobre todo en textos más largos. Evitas la monotonía.

Ahora recupero mi ritmo habitual.

Me siento liberado. :)

4. LOS DETALLES

Siempre que puedas, incluye detalles en tus textos.

Si vas a explicar una historia sobre tu fobia a los caballos, no digas simplemente que te dan miedo. Explica que un día te caíste de un caballo. Que era la primera vez que montabas y estabas muy nervioso. Que antes de subir al caballo sabías que algo iba a ocurrir porque al pasar junto a él te lanzó una mirada asesina.

Otra forma de añadir detalles a tus textos es documentarte más.

Investiga sobre el tema para encontrar datos, anécdotas y ejemplos que puedas incorporar a tu texto. Los detalles son interesantes y crean imágenes mentales que conectan más profundamente con el lector.

Si no es interesante, no se lee

No conozco a nadie que compre algo sin leer antes información sobre ese producto o servicio.

Pero tampoco conozco a nadie que lea cosas aburridas, así que solo queda un opción: escribir buenos textos.

18 comentarios en «4 antídotos contra el copywriting aburrido.»

  1. Eres el puto amo Samu ¡Me encantó la forma que explicas el ritmo! E incluso me reí jajaja. Aprendo mucho contigo. Saludos desde Venezuela.

  2. Muy buen post Samú. Es interesante ver que en poco se puede decir mucho. Aunque hay momentos en que se requiere ser mas explicativo.
    Creo en ocasiones frases cortas llegan, pero también pueden ser tomadas como generalizaciones. Ya que todo depende del caso o del contexto.
    Sigo aprendiendo. Gracias Samú por este valioso post. Un abrazo

    • Sí, en este post he exagerado un poco el ritmo, sobre todo al principio para que fuese muy evidente. Pero es verdad que escribir siempre así tampoco es bueno. A veces necesitas más argumentación y frases tan cortas no ayudan. Eso sí, no abusaría de frases con más de 20-25 palabras.

      La clave está en ir variando los recursos. :)

      Un saludo!

  3. Reconozco que tengo tendencia a escribir frases largas. También me doy cuenta al leerte que las frases cortas se digieren mejor.
    Pero siempre me preocupa que el tempo parezca telegráfico, sin carisma.
    Que conste que yo sigo practicando. ¡Gracias por tu empuje para mejorar nuestros textos!

    • Las frases muy cortas funcionan muy bien para conseguir un texto ágil y dinámico. Pero como decía en un comentario anterior, tampoco hay que abusar demasiado porque puede limitarte a la hora de exponer ideas más complejas.

      Normalmente, una coma a mitad de frase se puede cambiar por un punto y seguido. Mantiene el significado, pero es más cómodo de leer.

      Un saludo, Jerónimo!

  4. Samu! Me encantas :)
    Además sí consigues que me de la sensación de que me hablas a mí cuando recibo un correo tuyo. Estoy aprendiendo un montón pero ahora me falta ir implementándolo. Ando buscando mi voz. A ver este verano si entre playa y siesta encuentro inspiración.
    Gracias de nuevo

  5. ¡Hola, Samu!

    Has escrito un post que a muchos de los que tenemos un blog nos hará reflexionar. Tras leerlo es inevitable no preguntarse uno mismo si está haciendo bien las cosas o no.
    Desde luego, gracias a este post estamos más cerca de reconocer los errores que detallas y que no son difíciles de cometer.

    Me quedo también con una frase del comentario de Débora: «Ando buscando mi voz». Me gusta. Y creo que la única forma de encontrarla es escribiendo. Cuanto más, mejor.

    ¡Enhorabuena!

    • Gracias Miguel! Totalmente de acuerdo con lo que dices: el tono se encuentra escribiendo. Aunque no lo parezca, tu estilo va tomando forma poco a poco. Una cosa que recomiendo mucho es revisar textos que hayas escrito hace tiempo. Verás qué diferencia con los textos más recientes! :)

  6. Siempre creí desde el instituto que escribir con frases cortas era un defecto (no lo podía evitar)… y tuve que trabajar mucho el desarrollo de comentarios de texto muy bien argumentados y rellenos de conectores para decir muchas cosas juntas.
    En este artículo de hoy has subido mi autoestima un montón! Así que un buen puñado de años después me quedo con lo que aprendí, pero también con la «gracia» que hoy sé que puedo aportar a lo que escribo de manera innata. Gracias Samu!!

Los comentarios están cerrados.

Newsletter

Cada semana envío un email sobre branding, estrategia y diferenciación. Apúntate si odias que tu marca sea igual que las demás.