¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

Branding y decisiones tipográficas

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

Una de las grandes decisiones a la que debemos enfrentarnos cuando creamos una marca es elegir la tipografía corporativa. Junto al color, la tipografía es uno de los ingredientes que más impacto tiene en la personalidad visual de una marca.

En este post me gustaría explicarte el proceso que seguí para definir la tipografía de Haken, uno de los proyectos que tengo en marcha.

Empecemos dando un poco de contexto

Haken es una newsletter semanal sobre tendencias, marketing, negocios… Cosas que molan.

Cada miércoles recopilamos los mejores contenidos que hemos leído durante la semana, conectamos ideas y lo enviamos por email.

Los contenidos que compartimos no son los típicos posts sobre tácticas o hacks, sino que suelen ser artículos que ayudan a entender el entorno en el que nos movemos de manera más global.

El moodboard

Siguiendo el proceso que explico en el curso de branding, creamos una plataforma de marca que a su vez dio lugar a un moodboard.

Además de las palabras clave que definimos en la estrategia, una de las premisas que tuvimos en cuenta al crear este moodboard es que no queríamos parecer una newsletter de marketing.

El “look & feel” que vemos en el tablero inspiracional nos sirvió de punto de partida para construir la identidad visual: logotipo, paleta de colores, tipografía y demás elementos gráficos.  

Pero centrémonos en la parte tipográfica.

Primera decisión

Una de las cosas que definen el proyecto es la calidad de los contenidos. No son artículos de consumo rápido, sino que requieren una lectura pausada e invitan a la reflexión. Son los típicos artículos que guardas en favoritos para leer con calma. 

Quería que esto se reflejase también en la identidad visual, por eso opté por empezar a explorar tipografías con serif que llevasen la marca a un terreno cercano al mundo editorial.

Esta decisión ayudó a limitar las opciones a la hora de seleccionar la familia tipográfica, pero aún así necesitaba acotar mucho más. Porque familias con serif hay muchas. Muchísimas.

Sabía que para los títulos necesitaba una familia tipográfica muy legible y fácil de implementar en web. También quería evitar letras demasiado ornamentadas o demasiado clásicas. 

Google Fonts siempre es una buena opción si quieres fuentes gratuitas, aunque la calidad de algunas de ellas es bastante dudosa.

Por suerte, hace tiempo que vengo elaborando una lista con las mejores Google Fonts. :)

Esto me llevó a una primera selección formada por estas 4 familias:

Source Serif Pro era la opción que más encajaba con lo que tenía en mente, en especial la variante bold.

Pero antes necesitaba hacer algunas pruebas.

Para tomar una buena decisión, siempre es aconsejable probar las diferentes opciones en un contexto gráfico más o menos real.

Yo lo hago con un documento de Sketch que tengo preparado y que simula el diseño de un post. Con su H1, su entradilla, sus párrafos, su H2…

Así es más fácil probar combinaciones:

 

Combinando estilos

No quería que la marca se apoyara en una sola familia, porque me gusta tener cierta versatilidad al diseñar. 

Además, hoy la marca tiene pocas aplicaciones (web y newsletter), pero tengo planes para ella y preveo que en el futuro necesitaré más recursos.

Mientras pruebas con las diferentes opciones, añadí una segunda familia a la ecuación.

Para conseguir contraste, una de las claves para combinar tipografías, necesitaba una sans serif. 

Empecé probando con Libre Franklin, la alternativa de Franklin Gothic de Google Fonts. Una tipografía muy sólida que también tiene ese aire de editorial y además cuenta con muchas variantes.

La combinación me gustaba, pero decidí hacer más pruebas porque está feo quedarse con lo primero que se te ocurre. ;)

Le di una oportunidad a Roboto, Lato y Open Sans, pero la combinación Source Serif Pro y Libre Franklin seguía siendo la que más me convencía. 

Las primeras impresiones acabaron siendo las buenas y esa fue la combinación ganadora.

Source Serif Pro para títulos y Libre Franklin para los párrafos. La segunda me iba a servir también para otros elementos como destacados, menús e incluso botones.

Se explica rápido, pero no se hace tan rápido

Antes de ponerte a elegir tipografías debes hacer un trabajo previo: definir qué tipo de marca quieres ser.

Por otro lado, la fase de exploración tipográfica también requiere su tiempo. En mi caso hago pruebas y más pruebas. Después, dejo descansar las pruebas que he hecho y al cabo de unos días vuelvo a echarles un vistazo con la mirada fresca.

A lo largo de este proceso siempre hay una de las opciones que destaca por encima del resto. Todas las combinaciones que haces las acabas comparando con tu combinación favorita y la favorita siempre gana.

Moraleja: cuando tu intuición te envía señales, hay que hacerle caso.

4 comentarios en “Branding y decisiones tipográficas

  1. Yo tengo un «problema» con la Roboto Normal / Light 12, y es que es la primera que se me viene a la cabeza siempre, la joía queda bien con todo.

    Y por no hacer ese feo, al final acabo poniendo otra haciendo el triple de pruebas.

    Eso sí, para mis proyectos personales, como me da más igual el qué dirán, al final cae. :-D

  2. Desde luego escoger una tipografía acorde al proyecto es una parte bastante importante junto a los colores, y como dices, fácil de explicar y largo de elaborar…
    ¡No me habré tirado yo tardes meditando qué tipografía escoger!
    A mi una que me gusta mucho es Montserrat.

Deja un comentario

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →