Cómo convertirte en copywriter.

SAMU PARRA
Consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía

El que quiera ganarse la vida escribiendo que levante la mano.

Más de uno ha levantado la mano, que yo lo sé.

¿Y por qué lo sé?

En primer lugar porque tengo ojos y veo que cada día hay más personas ofreciendo servicios de redacción.

En segundo lugar, sé que hay interés en esta profesión porque de vez en cuando me escriben personas pidiéndome consejos sobre cómo convertirse en copywriters.

En tercer lugar, cuando hago sesiones de tutoría con alumnos de mi curso a menudo sale este tema.

Creo que este interés por el copywriting es bastante lógico.

Si eres una de esas personas que está pensando dedicarse profesionalmente a esto de escribir, seguramente te ha pasado por la cabeza una de estas 2 ideas (o estas dos ideas a la vez).

  1. Siempre te ha gustado escribir y crees que el copywriting puede ser una manera de ganarte la vida haciendo algo que te gusta.
  2. Es una forma fácil de iniciar un negocio, porque solo necesitas un teclado y tu cerebro. Esto no es así exactamente. En seguida te explico por qué.

El «problema» del copywriting

El otro día asistí a una tertulia de copywriting que organizaba el Club de Creativos.

Uno de los ponentes era Vicente Reyes, director creativo de Herraiz&Soto. Que además fue mi profesor de creatividad en un postgrado (¡hola Vicente!).

Aquí lo tenéis en acción:

Vicente comentaba algo que creo que todos los copywriters hemos pensado alguna vez.

El gran problema del copywriting es que todo el mundo sabe escribir, así que es muy fácil que la gente opine sobre tu trabajo.

Es algo que no pasa con otras disciplinas. Es decir, todo el mundo puede opinar de diseño, pero no todo el mundo sabe diseñar.

En cambio, quien más quien menos sabe juntar palabras y hacer frases.

Pero Vicente decía algo más y creo que merece la pena destacarlo:

Precisamente porque todo el mundo sabe escribir, nosotros como copywriters debemos esforzarnos por ser mejores que el resto del mundo.

Debemos pensar más. Tener mejores ideas. Encontrar nuevas formas de decir las cosas.

Ahí dejo la reflexión.

Ojo a la tendencia

Creo que está pasando lo mismo que pasa con el marketing online.

Levantas una piedra y aparecen 12.654 consultores.

Muy pronto leventarás una piedra y aparecerán otros tantos copywriters.

Y eso sin contar a los profesionales que ofrecen sus servicios en plataformas para freelancers y que cobran unos cuantos céntimos por palabra.

Como pasa siempre, el mercado se va ajustando a través de una especie de selección natural en la que solo sobreviven los que mejor se adapten al entorno.

Si realmente quieres que tu negocio sea sostenible, no puedes entrar en el juego y ser uno más. Tendrás que aportar más valor que la mayoría con tus textos.

Y eso la mayoría de las veces implica trabajar tu posicionamiento estratégico.

Lo que me lleva a preguntarte lo siguiente.

¿Qué tipo de copywriter quieres ser?

Decir que eres copywriter ya no es suficiente.

Tendrás que buscar tu propio enfoque y posicionarte. Ya sea especializándote en una disciplina concreta, centrándote en un nicho de mercado o creando tu propia metodología de trabajo.

Por suerte, el copywriting es muy amplio.

Así a bote pronto se me ocurren varios campos en los que un redactor puede especializarse:

También puedes dirigirte a un público objetivo o un sector concreto:

  • Startups
  • Hostelería
  • Crafters

Todo esto se puede aplicar tanto al mercado del copywriting como a cualquier mercado en el que haya mucha competencia.

También puedes optar por trabajar para agencias, en lugar de ir directamente al cliente-empresa.

¿Cómo convertirte en copywriter?

Vamos a ver algunas de las claves que te permitirán convertirte en copywriter profesional.

O al menos intentarlo. :)

APRENDE MARKETING

Debes tener claro que el copywriting es una herramienta de marketing y como tal interacciona con otros aspectos de un negocio:

  • Modelo de ingresos
  • Branding
  • Embudo de ventas
  • SEO
  • Diseño

Cuando un cliente te hace un encargo, tener una buena formación de marketing te permite saber qué papel tiene tu texto dentro de todo el engranaje.

Además, tiene otras ventajas:

  • Te sitúas por encima de otros copywriters que “solo” saben escribir.
  • No se te queda cara de tonto cuando un cliente te habla de “churn rate”.
  • Sabes cuándo puedes ayudar a tu cliente y cuándo no.

Esto último es importantísimo.

Si te llega un cliente que no tiene bien definida su estrategia, tienes que poder detectarlo y ayudarle a corregir aquellos aspectos clave antes de empezar a escribir.

Unos buenos textos pierden eficacia si el resto de elementos no están alineados.

APRENDE LOS FUNDAMENTOS

A veces es más directo y otras veces más sutil, pero el copywriting siempre es un ejercicio de persuasión.

Aunque te dediques al storytelling, también tendrás que conocer los pilares básicos de la escritura orientada a objetivos.

Te recomiendo que leas a los clásicos. Por ejemplo:

  • “Ogilvy on Advertising” de David Ogilvy
  • “Scientific Advertising” de Claude Hopkins
  • “Advertising Secrets of the Written Word” de Joe Sugarman
  • “How to Win Friends & Influence People” de Dale Carnegie
  • “Hey, Whipple, Squeeze This” de Luke Sullivan

Y no tan clásicos como “Kiss&Sell” de Robert Sawyer.

Los fundamentos del copywriting no han cambiado tanto a lo largo de los años. Ha cambiado más la forma que el fondo.

También puedes apuntarte a mi curso de copywriting. Además de convertirte tú en copywriter, me convertirás a mí en un copywriter feliz. :D

ESCRIBE TODOS LOS DÍAS

Practicar, practicar y practicar.

Ese el secreto para mejorar tu escritura.

No basta con leer los consejos de otros copywriters.

Tienes que poner en práctica lo que aprendes y adaptar ese aprendizaje a los diferentes casos que se te presentan en el día a día.

Yo llevo casi 20 años escribiendo para marcas y soy consciente de lo difícil que es este oficio.

Todo lo que sé lo he aprendido trabajando con copywriters mejores que yo y escribiendo textos para cosas muy diferentes. Desde productos industriales hasta juguetes para niños de 5 años.

Si estás empezando y no sabes sobre qué escribir, te propongo un ejercicio muy interesante.

Coge anuncios, páginas web o emails de marcas que te gusten y reescríbelos.

Encuentra una manera diferente de expresar las mismas ideas.

Incluso puedes hacer varias versiones cambiando el tono.

NO TENGAS ESTILO

Tienes que ser camaleónico y adaptar tu copywriting a las necesidades de cada poyecto.

Te recomiendo que empieces a recopilar ejemplos de buen copywriting que vayas viendo por ahí para crear tu propio archivo inspirador.

Es bueno ver otros estilos de redacción e incorporar nuevos recursos a tu arsenal de escritura.

De lo contrario, tus textos siempre sonarán igual. Como profesional, es algo que no te puedes permitir.

Debes adaptarte siempre al tono de la marca en cuestión, investigar sobre el sector, conocer el producto a fondo…

También hay que recordar que tus clientes no son las personas que te contratan. En realidad tus auténticos clientes son los clientes de tus clientes.

Es a ellos a quienes tienes que conquistar.

Bonito, pero difícil

Es genial ver que un texto que ha salido de tu teclado es capaz de generar una reacción en los demás. Pero insisto: esto del copywriting es un oficio difícil.

Gratificante, pero difícil.

Te tocará pelearte con las palabras y estrujarte el cerebro hasta dar con la frase adecuada.

A veces sucede a la primera, pero otras veces te quedas atascado y te costará horrores encontrar nuevos caminos creativos.

Si crees que es fácil, probablemente es que no lo estás haciendo bien. O no te exiges lo suficiente.

Y también hay que tener en cuenta lo que te comentaba un poco más arriba.

Será un perfil profesional cada vez más popular (no hace falta ser Rappel para saber eso, ya es popular en países anglosajones).

Si quieres vivir del copywriting, no solamente tienes que ser capaz de escribir mejor que la mayoría.

Tienes que demostrar que eres un profesional diferente.

Y esa es tu primera misión como copywriter: venderte a ti mismo.

Guardar

Guardar

Guardar

13 comentarios en «Cómo convertirte en copywriter.»

  1. La manera de expresarte es importante para transmitir y llegar al oyente.
    Cierto que todo el mundo puede escribir pero,… hay que tener ALGO QUE DECIR, y a menos que seas un gran observador, un buen comunicador,.. o haber vivido y experimentado, poco tendrás que contar que realmente «TOQUE» al personal…
    GRACIAS por compartir, Samu

  2. Hola Samu! Muchas gracias por el artículo.
    Ahí estoy yo ahora formándome como copy, aprendiendo mucho, leyendo mucho, escuchando a todos los que como tú ya sois muy buenos profesionales.
    Alguna recomendación para leer en español? Porque mi inglés es muy limitado.
    Tu libro ya lo tengo ;)

  3. Muy bien explicado. Felicidades.
    Hey Whipple Squeeze This es mi manual de cabecera. Me sorprende lo poco que se menciona en nuestro país. Muy bien ahí.
    Saludos!

  4. No, no es nada fácil ser copy. Encontrar el verbo adecuado, el adjetivo, el tamaño de la frase, el tono, el qué decir y cómo decirlo….. uff !!! Por eso te admiro tanto Samu. Siempre sabes comunicar de forma acertada y adecuada. Todo un referente para mí.
    El libro de Dale Carnegie sí está en español y es excelente.
    Un abrazo :)

    • Gracias por tus palabras Ana Maybe!

      A mí también me gusta mucho el de Carnegie. Lo que más me alucina del libro es la cantidad de historias que contiene. Yo creo que Carnegie tiene una historia para cada una de las cosas que explica jejeje

      Un abrazo!

  5. Muy interesante el artículo. Me gusta mucho escribir, y en realidad me paso el día escribiendo, pero no con los mismos fines que los copys. No obstante sigo mucho tus consejos porque me sirven para mejorar mi escritura y aprender

    • Hola Patri! Escribir bien es una habilidad muy útil en muchas facetas de la vida. Al final, cuando escribimos lo que queremos es que el otro nos lea con interés. :)

      Un abrazo ;)

Los comentarios están cerrados.

Newsletter

Cada semana envío un email sobre branding, estrategia y diferenciación. Apúntate si odias que tu marca sea igual que las demás.