Cómo evitar el fracaso.

SAMU PARRA
Consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía

Siempre se ha dicho que uno debe aprender de sus errores.

Tenemos que analizar nuestros fallos para mejorar, tomar mejores decisiones en el futuro y evitar tropezar de nuevo con la misma piedra.

El problema es que a veces esos errores no tienen vuelta atrás.

Si has tenido que cerrar un negocio, analizar las causas de ese fracaso está muy bien para empezar un nuevo proyecto con más garantías, pero no te sirve para salvar algo que ya está muerto.

Por eso me parece muy interesante el enfoque que Guy Kawasaki menciona en su libro titulado “El arte de cautivar”.

El enfoque consiste en realizar un análisis “pre mortem”.

Como hacen los de CSI, pero al revés.

En lugar de pensar en las causas de un fracaso ya consumado, hay que pensar en las causas de un posible fracaso que aún no se ha producido.

Este análisis debe hacerse en las primeras fases del proyecto. Por ejemplo, cuando estás creando tu plan de negocio o planificando el lanzamiento de un nuevo producto.

Reúnete con tu equipo o contigo mismo e imagina que tu proyecto ha sido un desastre.

¿Cuáles pueden ser las causas?

Haz una lista con todas las cosas que pueden haber fallado. Cuando lo hagas, intenta evitar causas genéricas como “falta de clientes” porque al final casi todo negocio muere por falta de clientes. No es un análisis muy útil que digamos…

Intenta encontrar causas más específicas de tu proyecto.

Esta lista dependerá mucho de la naturaleza del proyecto, pero entre las causas pre mortem más típicas encontramos las siguientes:

  • Ausencia de visibilidad/tráfico
  • Incomprensión por parte del mercado
  • Falta de financiación
  • Equipo poco preparado
  • Precio inadecuado

Por cierto, si sueles hacer análisis para crear tus estrategias, te darás cuenta de que estas causas suelen coincidir con debilidades y amenazas.

El análisis pre mortem te permite anticipar los problemas y focalizar tus esfuerzos en los aspectos más críticos del proyecto.

Además, como ya has pensado previamente en los posibles peligros, tu mente estará más atenta a los síntomas.

Conclusión (incluye emojis)

Aprender de tus errores = 👍🏻

Aprender de los errores que aún no has cometido = 👍🏻 👍🏻 👍🏻

8 comentarios en «Cómo evitar el fracaso.»

  1. Hola Samu. Estoy comenzando mi proyecto y me asusta mucho el tema de la visibilidad y el desconocimiento del servicio en el mercado de mi país. Verás, estoy en el camino de convertirme en copywriting y acá nadie pero nadie (por lo menos, mi público objetivo) sabe qué es eso, ni para qué sirve. Así que por ahora estoy tratando de educar e informar en mi blog, pero pues pronto necesitaré vender. Me prohíbo ser pesimista sin haber arrancado. Igual, aprendo mucho de lo que escribes y cuando crezca quiero ser como tú :P

    • Hola Thania! Muchas gracias por tu comentario y ánimo con tu proyecto. :) No pienses solo en el online, también se pueden hacer cosas offline para tener visibilidad!

      Un abrazo

  2. Muy de acuerdo contigo Samu. Solemos analizar las causas de los fracasos o errores cometidos, pero anticiparse es precisamente la clave para evitarlos. Tomo buena nota ;)

  3. Buenos días Samu.

    Enhorabuena por el blog. Hace poco que te encontré y me encanta cómo gestionas tu marca persona.

    Hace unos meses que leí el libro de Guy Kawasaki “El arte de cautivar” y la verdad es que aprendí mucho y es un libro que recomiendo a todo el mundo que emprende.

    En mi caso personal, intento realizar constantemente un análisis de la empresa para mejorar cuando nos equivocamos o antes incluso de que suceda. El problema es que no disponemos de todo el tiempo necesario puesto que a día de hoy, la empresas parecemos auténticas apisonadoras dentro de la vorágine infernal debido ritmo estresante que llevamos.

    Para el próximo 2018, mi propósito es poder dedicar más tiempo para detenerme y pensar.

    Pues eso, que muchas gracias por todo el conocimiento que nos aportas y felices fiestas. ;)

    • Hola Pau!
      La verdad es que a veces cuesta encontrar un rato para reflexionar. Yo creo que lo mejor es ponerlo en la agenda como un trabajo más: «El día tal, de tal hora a tal hora, reunión interna para analizar X». Porque si tienes que esperar a encontrar un hueco al final no lo haces nunca… jejeje

      Un abrazo!

  4. Simplemente aprovechar el comentario para decirte que me felicito por haber dado contigo y por el valor que aportas en este como en los demás artículos. Genial, Samu.

Los comentarios están cerrados.

Newsletter

Cada semana envío un email sobre branding, estrategia y diferenciación. Apúntate si odias que tu marca sea igual que las demás.