¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿El branding es para ti?

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

 

Cuando los lectores se toman la molestia de dejar lo que están haciendo para dejar un comentario en un artículo, significa que el contenido ha tocado una fibra sensible.

Parece que eso fue lo que pasó con el post sobre sobre cómo crear la peor marca del mundo, porque muchos lectores os animasteis a comentar.

De todos esos comentarios hubo uno que me llamó especialmente la atención.

Robert decía en su mensaje que los negocios muchas veces no son capaces de reconocer el valor añadido de contar con una marca bien trabajada y la influencia que tiene esto a largo plazo. Y que existen marcas con una larga trayectoria que no son precisamente un buen ejemplo de branding.

Acababa diciendo que a su entender el branding es para negocios con productos elitistas, dirigidos a targets con alto poder adquisitivo o con productos un fuerte componente de I+D que justifique la inversión.

¿Realmente el branding es solo para unos pocos?

El comentario me hizo pensar. De hecho llevo varios días reflexionando sobre ello y me gustaría compartir contigo mis conclusiones.

Efectivamente, creo que el branding no es para todo el mundo. Sin embargo, no creo que sea por las razones que exponía Robert en su comentario.

¿Qué dicen las buenas prácticas?

Hay varias situaciones en las cuales el branding juega un papel esencial:

  • Cuando te encuentras en un mercado sofisticado
  • Cuando hay mucha competencia en el mercado
  • Cuando la empresa da un giro estratégico (ej. Cambiar el público al que se dirige)
  • Cuando el producto/servicio es premium
  • Cuando los clientes potenciales no tienen una buena percepción de tu marca
  • Cuando tu identidad visual ha quedado obsoleta
  • Cuando el negocio ha crecido y tu marca actual ya no te representa
  • Cuando tu marca se parece mucho a la de los demás

Como ves, algunas situaciones tienen que ver con la naturaleza del producto/servicio y el público objetivo como decía Robert. Pero otras están relacionadas con la madurez del negocio y del mercado.

Fíjate en el primer punto de la lista.

Si tu negocio se mueve en un mercado sofisticado, los clientes potenciales están acostumbrados a recibir muchos impactos de marcas que ofrecen lo mismo que tú. En ese contexto es fácil que tu marca sea totalmente irrelevante si no propones algo distinto.

Esto no tiene nada que ver con ser un producto elitista ni con el poder adquisitivo de tu público objetivo. Tiene que ver con el entorno en el que te mueves.

Y aún así…

Estas situaciones afectan directamente al núcleo de un negocio. Y aún así, muchos gerentes y marketers deciden no apostar por el branding y dedicar sus recursos a otros aspectos.

¿Conclusión?

Hace falta algo más para que veamos nuestra marca como un activo esencial de nuestro proyecto empresarial. En mi opinión, ese “algo” tiene que ver con motivaciones internas.

Una de ellas es la debilidad por las cosas bien hechas.

Como consumidores, sentimos que hay marcas que tienen un gran poder de atracción. Ya sea por su manera de comunicar, por su buen gusto o por su personalidad.

Cuando entramos en contacto con este tipo de marcas, sentimos la necesidad de hacerlo igual de bien. Queremos cuidar cada detalle de nuestra estrategia y de nuestra marca para causar la misma impresión a nuestros clientes potenciales.

La segunda motivación interna que he detectado es la necesidad de diferencia e impacto.

No me refiero a la necesidad de diferenciarnos de la competencia (que también), sino a la voluntad de hacer algo que realmente aporte algo nuevo al mercado.

Cuando miramos a nuestro alrededor y vemos que ya hay muchos negocios ofreciendo lo mismo que nosotros nos preguntamos: ¿vale la pena meterse en este fregao para ser uno más?

Ya que nos ponemos, vamos a intentar crear un negocio o un proyecto diferente que genere un impacto en las personas que interactúen con nosotros.

Imagino que habrá otros aspectos más personales que nos llevan a apostar por el branding, pero te aseguro que estas dos fuerzas existen porque lo he vivido con mis alumnos del curso de branding.

¿Tienes lo que hay que tener?

Es cierto. Uno debe tener “motivos de marketing” para apostar por el branding. Pero muchas veces eso no es suficiente. Debemos tener también una voluntad personal de hacer las cosas bien y actuar según nuestras propias reglas.

Así lo veo yo, pero podría estar equivocado.

4 comentarios en “¿El branding es para ti?

  1. ¿Podría tener también algo que ver con la posibilidad de dejar de competir por precios?

    Me refiero a que tener una marca trabajada aportaría un valor diferencial que le permitiría a un negocio dejar de competir «por ser el más barato» sin llegar a ser un producto de lujo (un punto intermedio entre agua común y Evian, por ejemplo [?]).

    O, incluso, podría llegar a trabajar más en lo que es el neuromarketing y lograr generar ese deseo de compra con su marca.

    No sé, tal vez me estoy divagando, pero me quedé dándole vueltas a la idea de «cómo entender el branding fuera de lo que es un producto de élite»

    • Hola Kytu!

      No estás divagando, tienes toda la razón en lo que dices. ;)

      El branding está relacionado con las percepciones y uno de sus objetivos es generar una preferencia «emocional». Es decir, que la decisión de compra no se base en el precio.

      Saludos!

      Samu

  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Creo que apostar por el branding es necesario, y más en estos momentos en que la competencia está en todos lados y hay que intentar destacar.
    De todos es sabido que las compras tienen un componente emocional, y para crear emociones está el branding.
    Ayer me acordé mucho de ti, viendo un diario online español, hablaban del cambio de logo y del vídeo que había sacado Correos. Esta empresa necesita un rebranding y apostar por llamar al público? Obviamente no…. pero lo han hecho…. por algo será…. De momento no vivo en España y la canción de la creación de su logo ya me la sé ;)
    Un saludo!!!

    • Hola Ana! Justo ayer estaba mirando el rebranding de Correos también. Al parecer tiene que ver con la internacionalización y la transformación digital que están haciendo desde hace tiempo. No conozco las interioridades del proyecto, pero intuyo que el cambio en el logotipo (que es mínimo) es solo una pequeña parte.

Deja un comentario

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →