¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

El efecto plantilla y otros errores de diseño web.

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

Quieres que tu web tenga un aspecto profesional, ¿verdad?

Después de todo, tu web es tu hogar en internet.

Tu tarjeta de presentación digital.

De la misma manera que uno no sale a la calle vestido de cualquier manera, tampoco quiere empezar su aventura online con una web cualquiera.

La verdad es que WordPress nos pone las cosas bastante fáciles.

Si tienes un poco de tiempo y sabes buscar en Google, puedes aprender a crear tu propia web sin grandes problemas.

¿Eso significa que tendrás una web con aspecto profesional?

No exactamente.

La mayoría de las veces no basta con instalar una plantilla y poner tu logotipo en la cabecera.

Los detalles te delatan

Si ya tienes el hosting contratado, has instalado WordPress y ahora te estás peleando con alguna plantilla, esto te interesa.

Quiero comentar algunos errores que se suelen cometer al diseñar una web y que le quitan credibilidad a tu negocio.

Te recomiendo que sigas leyendo incluso si tu web ya está “en el aire” porque quizás descubras que debes mejorar algunas cosas.

Quizás tú no te des cuenta, porque te falta perspectiva, pero hay algunos detalles de diseño que están diciendo a gritos que algo no funciona.

Eso no es bueno ni para tu imagen de marca, ni para la eficacia de la web.

EL EFECTO PLANTILLA

Más que un detalle es un detallazo, así que no lo puedo pasar por alto.

Entiendo que cuando uno está empezando no tiene presupuesto para pagar lo que vale una página web a medida, así que hay que tirar de plantilla.

Uno de los errores más clásicos es elegir un theme sobredimensionado.

¿A qué me refiero?

Uno se deja llevar por la espectacularidad del diseño y por los millones de opciones que ofrece y luego se produce lo que yo llamo “el efecto plantilla”.

Tu web acaba teniendo animaciones, parallax y otras maravillas de la tecnología que cantan como una almeja.

Se nota que son efectos predefinidos. Sobre todo cuando hay otros elementos de tu web que no están tan bien resueltos en cuanto a diseño.

¿Se puede conseguir un buen diseño partiendo de una plantilla?

Por supuesto, pero hay que saber domesticarla para adaptarla a tu negocio.

LA INCONSISTENCIA VISUAL

Un error muy clásico es mezclar estilos visuales en una misma web.

En realidad esto es una consecuencia del efecto plantilla.

Se produce, por ejemplo, cuando tu logotipo no tiene nada que ver con el resto de la web.

O cuando usas los iconos que vienen por defecto y luego añades iconos de cosecha propia que no pegan ni con cola.

¡Cuidadito!

Lo ideal es trabajar primero tu identidad visual y luego seleccionar una plantilla que puedas adaptar fácilmente a nivel de colores corporativos, tipografías etc.

EL EFECTO PLUGIN

En efecto, hoy la cosa va de efectos.

En este caso me refiero a los plugins que afectan a la apariencia de tu web.

Los plugins de formularios y pop ups, son un ejemplo clarísimo.

Thrive Leads, por citar uno de los más usados, viene de serie con un montón de plantillas prediseñadas listas para implementar en tu web.

El problema es que este plugin lo usas tú y también otras 50 mil webs.

Y la mayoría dejan la plantilla tal cual.

Eso provoca dos cosas:

  • Tus formularios de suscripción no encajan con el resto de tu web
  • Tu formulario es igual que el de otras 50 mil webs

En cambio, verás muy pocas webs profesionales usando un pop up que parezca de Thrive Leads.

Si usas este tipo de plugins, deberías aprovechar las opciones de personalización para que quede bien integrado con tu diseño.

De hecho, cada vez que incluyas un nuevo elemento en tu web, deberías vigilar este tipo de cosas.

DEMASIADAS LLAMADAS A LA ACCIÓN

Esto indica una error muy claro: falta de planificación y estrategia.

También significa que has sucumbido a la tiranía del call to action.

¿Cómo hay que usar las llamadas a la acción?

Te lo explico en un par de frases:

Primero, imagina el recorrido que deben hacer tus usuarios hasta completar la acción principal que quieres que realicen.

A partir de ahí, establece un objetivo para cada una de tus páginas y asígnales una llamada a la acción.

O como mucho dos: una principal y otra secundaria.

Debe quedar muy claro dónde hay que hacer click. :)

TEXTOS DESCUIDADOS

Tus textos no solo deben estar bien enfocados estratégicamente.

Es decir:

  • Basados en beneficios
  • Interesantes
  • Fáciles de entender en pocos segundos
  • Creíbles

También tienes que cuidar aspectos formales como:

  • La puntuación
  • La jerarquía de los mensajes
  • La longitud de las frases

Aunque escribas tus propios textos y quieras darle un toque personal a tu tono de voz, este tipo de cosas debes tenerlas en cuenta si quieres que tu web funcione.

POCO ESPACIO BLANCO

Por suerte, este error cada vez es menos frecuente.

Aún así, todavía veo muchas webs abarrotadas de texto, banners y botones.

Cuando diseñas una web, tienes infinitos pixels para poner lo que quieras.

Pero eso no significa que tengas que utilizarlos todos.

Deja que tu diseño “respire”.

Usa el espacio en blanco para hacer que los elementos importantes destaquen.

IMÁGENES DE POCA CALIDAD

Te cuento un caso real.

Hace unas semanas estaba haciendo un análisis de competencia para un cliente y me topé con una web que usaba imágenes de stock en su página “Sobre nosotros”.

Me impactó tanto, que hasta lo comenté Facebook. 😅

Usar imágenes cliché ya es mala señal, pero poner una imagen de stock en la página que habla sobre ti es criminal.

Este es un caso extremo, pero hay muchas webs que siguen utilizando las típicas imágenes con puestas en escena más falsas que falsas.

Recomendaciones finales

Evita el efecto plantilla a toda costa.

Si no tienes más remedio que utilizar recursos prediseñados, el menos intenta que no lo parezcan.

Empieza simple. Cuanto más simple sea tu web, más fácil será modificarla y llevarla a tu terreno.

Elige solo recursos visuales de calidad: iconos, imágenes, ilustraciones, tipografías…

Hay un montón de webs donde descargar recursos visuales espectaculares totalmente gratis. Eso sí, hay que saber elegir bien.

Cuando te empiece a ir bien el negocio, ya podrás invertir en un diseño más personalizado que te permita hacer una web a medida de tu identidad visual y dar un salto de calidad.

11 comentarios en “El efecto plantilla y otros errores de diseño web.

  1. A-cer-ta-dí-si-mo, Samu.

    Las herramientas disponibles son demasiado atractivas y potentes. Y todos caemos en la tentación de ponernos a jugar con los efectos.
    O exigir a quien nos hace la web que nos ponga una cabecera «de esas que hacen eso, lo de las fotos que hacen así». (Ahí viene lo otro,
    claro: «¿Que qué fotos quiero que pongas. Ah, no sé, de esas chulas. No, no, yo no tengo. ¿Encargar unas fotos buenas? Si, hombre, con la pasta que deben costar. Mira, esta que me hizo el otro día mi cuñado con el móvil es bien maja, tendrá más, le digo que te las pase por whatsapp. Y si no, unas de esas que se bajan de internet». Ya te digo…).

    Y por si alguien duda del poder del efecto plantilla, basta pensar en los enanitos de jardín. Todo empieza con uno, tan mono, pequeñito, en una esquina y, poco después, no se sabe cómo, hay estanque de peces rojos, fuente con chorrito, bambis, tortugas y unos leones enanos a los lados de la puerta. Ah, y 19 enanitos.

    Así que, sí: tus recomendaciones para salvar nuestra web del poder de los enanitos de jardín :-D, son muy, pero que muy valiosas.

    ¡Gracias, Samu!

    • Hola Marta!
      Me ha gustado lo de los enanitos de jardín jajaja
      Es que hay tantas opciones disponibles que al final uno también debe aprender a elegir sus herramientas. Y ser consciente de que tener muchas opciones no significa que debamos que usarlas todas.

      Un abrazo!

    • jajajaja, genial tu comentario! y toda la razón, efecto gato patudo (chile frases), no sabes como y ya esta durmiendo en tu cama o arriba de tu mesa.

  2. Hola Samu! Asi es. Deben cuidarse las imagenes si son de baja calidad, en un principio si no se cuentan con recursos para personalizar, que mas da, coincido contigo en evitar el efecto plantilla.

  3. Tras leer tus emails voy siempre corriendo a mi web para ver cuantos defectos «pillo».
    Me río cada vez que alguien dice: » hacer una web, está tiraooo».
    Lo que suele suceder es que una vez hecha y pagada volver a meter la mano en el bolsillo: Duele !!!
    Espero tu siguiente newletter para seguir aprendiendo Samu

    • Tienes toda la razón Ana Maybe. :)
      Otro de los problemas es que una web tiene fecha de caducidad. Hay que ir renovándola cada dos años aprox. para adaptarla a nuevas necesidades, tecnologías, etc. Y eso duele, claro jejeje

  4. Buenos días Samu, poca gente habla de errores y como evitarlos, gracias por el post! Actualmente yo estoy en búsqueda de un plantilla/un tema para crear mi página web y la verdad que hasta leer tu articulo pensaba en algo grande, vistoso, funcional, etc… ahora pienso que debería de empezar con algo pequeño y fácil de manejar ;-) aun así, entiendo que para ello necesito un tema… Me han recomendado elegir alguno de los de https://www.templatemonster.com/es/ pero ahora no sabría por la cual he de apostar. ¿Te importaría echarme una mano con ello? Muchas gracias y un saludo!

    • Hola! No te recomiendo comprar plantillas en un marketplace como el que comentas o como Theme Forest porque suelen ser muy pesadas y con opciones innecesarias. La elección depende bastante del tipo de negocio y el tipo de web. No es lo mismo una web corporativa que una web para un proyecto personal. Saludos!

  5. Qué alivio me ha traído tu artículo, Samu! Mi página no quedó como quería, tanto así que ni la promuevo y tiene un año. Ahora veo qué esta demás y qué falta.
    El concepto de simpleza me gustó mucho. Gracias! saludos!

Los comentarios están cerrados.

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →