¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

La magia perdida.

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

Antes de que nos entrase a todos la fiebre del marketing digital, la intuición y la experiencia eran nuestras mejores aliadas.

Hoy las cosas han cambiado.

Puedes crear 10 versiones del mismo anuncio y ver cuál funciona mejor. Si no aciertas, no pasa nada, puedes hacer 10 versiones más a ver qué pasa.

También puedes publicar un contenido y si dentro de 3 meses cambias de opinión, lo borras y aquí no ha pasado nada.

Ni siquiera hace falta que aciertes con los asuntos de tus email. Haces un test A/B y te quedas con el mejor. 

¿Dónde está el problema?, estarás pensando.

En mi opinión todo esto tiene una cosa mala: se está perdiendo la magia.

Se está perdiendo esa finura y esa atención que le dedicas a algo cuando sabes que no puedes fallar. Cuando sabes que solo tienes una oportunidad para hacerlo bien.

Pienso, por ejemplo, en cualquier pieza impresa. 

Cuando diseñas un catálogo que va a tener una tirada de miles de ejemplares, más te vale hacerlo bien si no quieres tirar miles de euros a la basura.

O un anuncio en una revista mensual. Será mejor que le des al coco para crear el mejor anuncio posible porque una vez impreso no le puedes dar al botón de “editar”.

Ese sentimiento de responsabilidad que te lleva a dar lo mejor de ti se está perdiendo en el entorno digital.

Parece que ya no importa mucho la calidad creativa de un anuncio o de un contenido. Lo único que cuenta es que sea “eficaz”. A medida que aumenta el peso de los datos, disminuye el peso de la creatividad.

Algo me dice que eso no puede ser bueno.

16 comentarios en “La magia perdida.

  1. Se está perdiendo la magia… Y con ella la ilusión, el entusiasmo, o las ganas por «llegar». La emoción que desprenden todas ellas no debe ser muy rentable cuando no se respetan como una parte importante de la ecuación.

    Como bien dices, en el entorno digital hay prisa por comunicar, aunque no siempre se hace desde la responsabilidad. Se da más importancia a lo que se quiere transmitir y se piensa menos en lo que se va a recibir.

    Si el mensaje no se deposita con Amor sobre su receptor, la batalla se librará entre la competencia que arroje su impacto visual con más fuerza, al enarbolar los beneficios que defiende.

    Nunca es bueno aquello que aleja la mente del corazón…

  2. La magia se empieza a perder cuando dejamos de ver que estas son herramientas que ayudan a eficientar pero no a crear. Si no te das cuenta de eso siempre de seguro habrá alguien mejor en este ámbito pues con el « marketing » se espera tocar áreas no mecánicas del mindset de las personas

  3. Comparto tu punto de vista Samu. Es común escuchar la importancia de planificar y de cuidar los detalles de lo que comunicamos, sin embargo es penoso observar como se pierde esa práctica para favorecer la inmediatez y lo peor es que esa misma inmediatez justifica la irresponsabilidad de un trabajo poco cuidado.

  4. La gente quiere cada vez más, y más deprisa. Se ha perdido la magia, y por much que la gente piense lo contrario, también parte de la creatividad.
    Todos hacen lo que ven que a otros les funciona…. a saco, y a mogollón…. cuanto más mejor.
    Yo estoy saturada de la RR.SS. Es verdad que ayudan, pero creo que vivimos en un momento en que todo es rápido, a montones y que no te da tiempo a disfrutar nada. Ni siquiera un buen anuncio.
    Un saludo!

  5. Totalmente de acuerdo contigo Samu,esa magia creativa, nacida de la transpiración y de la inspiración, se está perdiendo y eso hace que nos quede un amargo sabor en la boca porque pareciera que en la comunicación de las marcas,el toque de la intuición estratégica, se perdiera.

  6. Hola, Samu, curiosamente esta semana he leído un artículo en Entrepreneur donde un exprofesional analista de datos que ha trabajado para Google, Youtube, Instagram, confiesa públicamente su “arrepentimiento” por haberle dado años atrás demasiada importancia a los datos, tanto para su lado profesional como para su vida personal.

    Habla, por ejemplo, de que grandes marcas como Pepsi, Audi y Gillete han tenido fracasos épicos en algunas campañas por hacer demasiado caso a las métricas olvidándose de que al otro lado había seres humanos que, según él, “tienen un gran detector de estupideces” :)

    El artículo para mi gusto es demasiado largo (debería aprender un poco de copywriting breve contigo jaja) pero va en la línea de lo que tú dices.

    Menos métricas y más conexión real con las personas.

    ¡Que vuelva la magia perdida! ;)

    Por si alguien quiere leerlo, el enlace es:
    https://www.entrepreneur.com/article/346323

  7. Hola,
    Pues yo voy a ponerme del otro lado. Yo creo que hay una magia en poder hacer diez versiones de lo mismo. Es la magia de quien no es especialista y quiere, de alguna manera, aún sin conocer cuál es la versión óptima, hacer su mejor esfuerzo.
    Porque hay una verdad muy macarra en éste mundo abstracto que es internet, un lugar que no existe pero que a todo el mundo atrapa, y es que se ha popularizado el dicho, mentira a medias, de que «si no estás en internet no existes». Eso hace que quien no sabe de buen diseño, o no sabe cómo crear una buena página de aterrizaje, pueda lanzarse «a ver que sale» a veces con resultados desastrosos, otras con resultados medios o incluso, si suena la flauta, buenos resultados.

    Bien es cierto que lo ideal es vivir como si nos fuéramos a morir mañana, y además hacer que cada acto que hagamos fuese nuestro mejor intento, pero nadie es experto en todo. Los cursos Do It Yourself sólo consiguen dar buenos resultados a quienes están comprometidos con el tema, y el resto pueden considerar que pagar a un profesional está fuera de su plan, ya sea por su limitado presupuesto, por ignorancia o por cualquier otra razón .

    La gran ventaja de que la magia desaparezca, por otro lado, es que los magos de verdad van a brillar con más fuerza que antes, lo quieran o no.

    • Hola Carlos Felix! Muy interesante tu punto de vista, pero no me negarás el encanto que tiene hacer 10 versiones y estar obligado a elegir solo una. ;)

      Es cierto que internet ha «democratizado» muchas cosas, pero también ha deteriorado otras muchas.

      Me ha encantado tu última frase. :)

Deja un comentario

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →