BLOG!

Accede gratis a mis mejores recursos de branding, copywriting y diseño.

La tiranía del call to action.

Una de las reglas fundamentales del copywriting es que tu texto debe tener una llamada a la acción.

Cuando escribes un texto, quieres que la persona que lo va a leer realice una acción determinada.

Ya sabes:

  • Comprar
  • Suscribirse
  • Compartir
  • Responder un email
  • Llamar por teléfono
  • Rellenar un formulario de contacto

El problema de los call to action es que a veces nos pasamos tres pueblos.

¡¡Compra!!

¡¡Entra!!

¡¡Sígueme!!

¡¡Comparte!!

¡¡Arrrrg!!

A mí me gusta llamarlo “la tiranía del call to action”.

No hace falta poner un botón del tamaño de Siberia.

Tampoco hace falta poner luces de neón y flechas rojas apuntando al número de teléfono.

Todos hemos visto esas aberraciones y seguro que más de uno habrá tenido la tentación de usar los mismos métodos…

No seamos esclavos del call to action. Tratemos a nuestros usuarios como lo que son: personas inteligentes.

He escrito este post para demostrar que se pueden hacer llamadas a la acción elegantes a la par que eficaces.

Las 7 claves de una buena llamada a la acción

Como te iba diciendo, para que tu call to action cumpla su función, no es necesario que le metas el dedo en el ojo a tu cliente.

Pero claro, tampoco nos podemos pasar de discretos…

Veamos cómo encontrar ese equilibrio.

1. SOLO UN CALL TO ACTION (COMO MUCHO DOS)

Tu landing page, tu email, tu anuncio o lo que sea que estés haciendo debe tener solamente una llamada a la acción.

Si empiezas a llenarlo todo de botones, enlaces y pop ups, te será más difícil conseguir que tu usuario haga la acción deseada.

“Es que yo quiero que mi cliente haga muchas cosas.”

Entonces es que no has definido bien los objetivos de tu web, de tu campaña de marketing o de tus emails.

Céntrate en un objetivo y ve a por él.

En algunos casos, puede haber un objetivo secundario. Esto no deja de ser una forma de conversión alternativa para el objetivo principal.

Me explico.

Si tú eres una empresa que organiza eventos, el call to action principal de tu home page será “Contacta con nosotros” o algo similar.

Pero también puedes tener una segunda llamada a la acción que sea “Descubre nuestros servicios”.

¿Esto por qué?

Porque las personas que visitan tu homepage no son todas iguales. Algunas ya habrán visitado tu web con anterioridad y ya saben lo que ofreces. Otras acabarán de aterrizar y necesitan saber más detalles antes de contactar contigo.

La llamada a la acción secundaria está pensada para este segundo grupo de personas.

Al hacer click en el botón irán a la página de servicios y allí podrás intentar de nuevo que contacten (poniendo de nuevo el call to action principal).

Puedes ver ejemplos de call to action secundario en productos complejos. Además del botón de comprar, suele haber un botón para ver un vídeo explicativo o un enlace que te lleva a una página de venta.

Evita llamadas a la acción secundarias en páginas de venta o landing pages.

2. PREPARA EL TERRENO

En lugar de soltar tu llamada a la acción a las primeras de cambio, prepara el terreno con una buena propuesta de valor, un texto con gancho o un titular enfocado a los beneficios.

¿Cómo vas a conseguir que alguien rellene tu formulario de contacto si no les has dado un buen motivo para hacerlo?

3. POCAS PALABRAS Y BIEN ELEGIDAS

Usa frases o expresiones muy breves. De 5 palabras como máximo. Si son menos, mejor.

Deja muy claro al usuario lo que sucederá después de realizar la acción.

En lugar de decir solamente “Regístrate” puedes decir “Crea tu cuenta gratis”

Si te fijas, la segunda opción deja más claro que después de hacer click vas a crear una cuenta y que no te va a costar ni un euro.

Evita expresiones genéricas del tipo “Haz click aquí”. No es muy persuasivo…

Usa verbos y palabras directas que transmitan acción, urgencia o decisión:

  • Ahora
  • Gratis
  • Al instante
  • Suscríbete
  • Llámanos
  • ¡Me apunto!

Una sola palabra de estas basta. No hace falta poner un botón que diga: “Suscríbete ahora gratis haciendo click aquí y descarga este ebook al instante”.

Demasiado trabajo para un solo botón.

Lo que me lleva al punto siguiente.

4. CALL TO ACTION CON EXTRA DE QUESO COPYWRITING

Puedes apoyar tu llamada a la acción con elementos extra que faciliten la decisión del usuario.

En el ejemplo de “Crea tu cuenta gratis”, debajo del botón podemos poner mensajes del tipo:

  • Solo te llevará 20 segundos
  • Podrás cancelar tu cuenta cuando quieras

Esto ayuda a eliminar objeciones.

5. CONTRASTE DE COLOR

Haz que tu llamada a la acción sea de un color que destaque con respecto al tono general de la página.

Pero no uses cualquier color, ¡eh!

Al crear la paleta de colores de tu marca, trata de incluir un color específico para las llamadas a la acción.

Aunque también tengo que decirte que esto del contraste es algo bastante relativo.

Por ejemplo, la tienda online de Zara no usa un color diferente, sino que pone el botón de color negro sólido. Eso crea suficiente contraste con el resto de la página, sin perder la sobriedad del diseño.

Es bastante habitual en marcas de moda y lifestyle.

Si tienes una llamada a la acción secundaria, esta debe ser más sutil. Reserva el contraste para tu call to action principal.

6. CONTRASTE DE TAMAÑO

El tamaño también te ayuda a destacar visualmente tu llamada a la acción.

Debe ser más grande que el resto de enlaces o elementos visuales que hay en el diseño, pero siempre manteniendo unas buenas proporciones.

7. NO ES MALO REPETIR

De hecho, es bastante aconsejable cuando hay mucho contenido, o la página es un poco larga.

En esos casos te conviene poner al menos una llamada a la acción al principio y ponerla de nuevo al final.

Así el usuario no tendrá que volver atrás o hacer scroll para clicar, comprar o lo que sea.

Un ejemplo práctico

Mira la homepage de Metricool.

Este ejemplo tiene un poco de todo.

Analicemos:

  • El botón está precedido por una propuesta de valor clara. Minipunto positivo.
  • La tipografía es demasiado finita. Cuesta de leer sobre el fondo oscuro. Minipunto negativo.
  • El botón es muy visible gracias al contraste de color y al tamaño. Minipunto positivo.
  • Tiene una llamada a la acción secundaria (planes premium desde $9.99) discreta que no compite con la principal. Minipunto positivo.
  • El botón “Entrar” compite con la llamada a la acción principal a causa del color. Creo que poner el botón sin relleno, solo con el borde de color, sería suficiente.

En la imagen no se ve, pero la página es más larga y la llamada a la acción “Regístrate GRATIS” se repite varias veces. ¡Otro minipunto positivo!

¿Y las llamadas a la acción offline?

Sí, en los textos offline también debe haber una llamada a la acción.

Si haces un folleto, un buzoneo o incluso una cuña de radio, también debes utilizar llamadas a la acción.

Evidentemente, no será un botón, sino algo como:

  • Datos de contacto (normalmente teléfono)
  • Un cupón para rellenar
  • Una dirección web

En general suele ubicarse al final, ya sea a pie de página o en la contraportada.

Si la pieza es muy larga, deberías poner la llamada a la acción más de una vez como te decía en el punto 7.

Fíjate en este folleto de Google (sí, Google también hace cosas de papel).

Se repite la llamada a la acción hasta 4 veces.

Una en la portada, 2 en el interior y otra en la contraportada. Siempre creando contraste con letra en negrita, color y un icono.

Ahí va mi llamada a la acción

Podría pedirte que compartieras este post en redes sociales o que dejases un comentario.

Pero como sé que solo tienes tiempo de hacer una cosa, prefiero que le eches un vistazo a mi ebook Copywriting for Branding.

Un manual de copywriting donde hablo sobre llamadas a la acción y otras claves para crear tu marca utilizando el poder de las palabras. 😘

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Qué opinas?

  1. Me ha encantado el asunto del Email Samu.

    Es cierto que si te lías a poner CTA´s por todos lados, sin ton ni son (sin un objetivo claro y definido), tu web parecerá el típico bar de carretera con el luminoso encendido (da mala imagen). Y además, puede que los clientes pasen de largo o se marchen sin tener claro qué tenían que hacer por no haber sabido crear un recorrido claro y coherente en la página.

    Mil gracias Samu por compartir tu sapiencia. Feliz martes.

  2. Genial Samu, tips muy ciertos y validos. Nunca me se me había ocurrido interpretar los call to de folletos impresos, minipunto para vos Jaja!

    • Pues están por todas partes! Fíjate en cuñas de radio, spots, flyers… Todo tiene un call to action (si la pieza está bien hecha, claro).
      Gracias por el minipunto jejejeje

  3. Ahora no tanto, pero me acuerdo de cuando las páginas web estaban todas plagadas de banners intermitentes y botones visualmente insultantes. Sentía como si fueran empujones. ¡Haz click de una maldita vez! Uff.
    Definitivamente me decanto por la vía más sutil.
    Gracias por los consejos.

    • Me acuerdo de los banners intermitentes jajaja Es verdad que ahora no es tan bestia, pero sigo viendo webs que abusan de las llamadas a la acción. A veces no llevas ni 3 segundos en la web y ya te salta el pop up…

      Un saludo Jerónimo! ;)

  4. Casi me da vergüenza dejar un comentario porque apenas tengo un call to action en mi web. Es algo pendiente que tengo que revisar, claro está Mil gracias por tus consejos, Samu! Me van genial, siempre ando muy perdida en todo esto :)

  5. Por ahora, me voy con el compartir en g+
    Esta entrada me ha sido de mucha utilidad para el curso que estoy haciendo en Marketing Digital. Pertinentes como siempre tus aportes. Saludos desde Colombia.

Deja tu comentario

¿Quién soy?

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Recibe mis mejores contenidos por email →

Copyright © 2017 Samu Parra · Todos los derechos reservados · Aviso legal · Política de Privacidad