¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

Lo simple funciona.

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

Sé perfectamente cómo va esto.

Siempre estamos buscando referentes. Nos fijamos en negocios de éxito y los analizamos en busca de estrategias y tácticas que podamos utilizar nosotros.

Eso está muy bien. El problema aparece cuando llega la hora de actuar y aplicar lo que has aprendido.

Te da la sensación de que todo es importante. Crees que todo es necesario, así que coges ideas de aquí y de allá. Quieres eso, pero también aquello. ¡Lo quieres todo!

Lo entiendo perfectamente, no te creas. En el fondo piensas: ¿y si dejo de hacer no se qué cosa y resulta que eso era la clave?

No quieres asumir ese riesgo. Prefieres pasarte antes que quedarte corto.

Al final acabas complicándote la vida y poniendo 80 banners en tu blog.

Para ti tiene todo el sentido del mundo. Después de todo, no estás haciendo nada extraño. Estás haciendo lo que le funciona a todo el mundo.

Es verdad, estás haciendo cosas que funcionan. El problema es que las estás haciendo todas a la vez.

Y por eso pierden eficacia.

Las ventajas de simplificar

Las personas tendemos a complicarnos. Para nosotros es más fácil añadir que quitar. Prescindir de algo es doloroso. Nos sentimos mejor cuando no tenemos que elegir o renunciar a nada.

También tendemos a pensar que lo complejo es mejor, más eficaz y de mejor calidad.

En realidad no es así.

  • Lo simple es más fácil de entender y recordar.
  • Lo simple es más fácil de corregir y mejorar.
  • Lo simple es más fácil de usar.
  • Lo simple es más fácil de comunicar.
  • Lo simple es más elegante.

En un mundo cada vez más complicado, la simplicidad tiene valor por sí misma. Lo simple te ayuda a lograr objetivos, porque elimina distracciones y hace que lo importante destaque más.

Simple no significa fácil.

Las cosas simples parecen fáciles porque solo vemos el resultado final. Sin embargo, llegar a esa solución a veces requiere mucho tiempo. Es fruto de un análisis profundo y de darle mucho al coco.

No es simple porque sí, es simple con un propósito.

Esa es la diferencia entre una solución simple y una solución simplona.

Hay cosas que son complejas por dentro para que sean fáciles de usar. Piensa en una página web. Necesitamos líneas y líneas de código para que tú puedas hacer click en un botón y recibir un ebook en tu bandeja de correo electrónico.

(NOTA: aún así, cada vez hay más herramientas que te permiten diseñar webs sin necesidad de saber programación. Una vez más, simplicidad al poder.)

Simplicidad significa pensar en aquellos que van a usar tu producto, van a navegar por tu página web o van a leer tu folleto.

simplicidad

8 maneras de simplificar

Como dice Edward De Bono, “la simplicidad no se da por sí sola”. No es algo que surja de forma natural. Hay que hacer un esfuerzo para conseguirla.

¿Cómo aplicar la filosofía de la simplicidad en tu día a día? Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Basa tus piezas de comunicación (anuncios, landing pages, emails…) en una sola idea.
  • Define un objetivo principal para cada una de las páginas de tu web. ¡Incluidos los posts!
  • No utilices más de 2 tipografías en tus diseños.
  • Utiliza un solo color para tus botones y llamadas a la acción (diferente del color principal de tu web).
  • Haz que cada uno de tus párrafos exprese una sola idea. ¡Usa puntos y aparte!
  • Elimina las palabras largas y los tecnicismos de tus textos.
  • Incluye una sola llamada a la acción en tus newsletters (puede haber varios enlaces, pero deben llevar todos al mismo sitio).
  • No trates de estar en todas partes. Centra tus esfuerzos en las fuentes de tráfico más eficaces para ti.

¿Cuándo dejar de simplificar?

No tiene sentido llegar a una solución simple si no consigues transmitir nada o te dejas por el camino valores importantes.

Así que básicamente debes preguntarte 2 cosas antes de añadir o eliminar algo.

  • ¿Me ayuda a conseguir lo que quiero?
  • ¿Estoy perdiendo algún valor importante por el camino?

Esto te indica si algo es prescindible o no lo es.

¿Has hecho esta reflexión y todavía no lo tienes claro? Ante la duda, simplifica. :)

Guardar

Guardar

8 comentarios en “Lo simple funciona.

  1. Hola Samu,

    he probado esto de simplificar en todos los aspectos de mi negocio, también cuando me marco mis objetivos. El resultado es espectacular, es la forma que me funciona para entender rápidamente qué tengo que hacer, avanzar sin perderme y conseguir lo que me había planteado.

    Un abrazo,

  2. Totalmente de acuerdo. Simplificar no es un ejercicio fácil. Admiro esas páginas capaces de transmitir el mensaje adecuado con los mínimos elementos. Posiblemente no las valoremos adecuadamente, pero seguro que tienen tras de sí muchas horas de trabajo y reflexión. Saludos.

    • Hola Miguel Ángel! A mí también me encantan las soluciones simples. Creo que cuesta mucho crear algo funcional y bonito a la vez. Significa que has tenido la capacidad de identificar lo realmente importante y no te has dejado llevar por lo anecdótico.

      Gracias por comentar. :)

  3. Hola Samu,

    Descubrí tu blog hace poco a través de una reseña en otro blog que ahora no recuerdo (sorry).

    Me atrajo el contenido, el diseño y la simplicidad (no necesariamente por ese orden).

    Pero la simplicidad fue fundamental para quedarme. Y suscribirme.

    Admiro a todo lo que dice más, con menos.

    Saludos.

    • Hola Manu! Me alegra que te guste el blog y espero que te quedes por aquí mucho tiempo. ;) Es genial que las personas que llegan a mi web aprecien la simplicidad y la valoren. Para mí es una forma de demostrar que «más» no significa siempre «mejor».

      Un saludo!

  4. Hola Samu. Muy interesante tu blog.
    ¿Quién dijo eso de que la excelencia se alcanza, no cuándo no se tiene nada más que añadir, sino nada más que quitar?
    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →