¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de
branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

¿Tienes un negocio? Suscríbete para recibir estrategias de branding, copywriting y diseño que no comparto en el blog.

Soy el presidente.

Escrito por Samu Parra — Consultor de marca, copywriter
y amante de la fina ironía. Recibe mis artículos por email →

Escrito por Samu Parra — Recibe mis artículos por email

Pues sí, soy el presidente.

Concretamente soy el presidente de mi comunidad de vecinos.

No creas que lo digo para presumir. Si has tenido alguna vez este «honor» sabrás que es un verdadero dolor de cabeza…

Lo único bueno que tiene es que a veces pasan cosas que luego puedo explicar en mi blog.

Estos días he estado buscando un administrador de fincas para que gestione el día a día de la comunidad. Ya sabes: llevar las cuentas, solucionar temas de mantenimiento, etc.

Hasta ahora lo llevábamos todo nosotros mismos, pero ahora hay que hacer una serie de gestiones un poco complicadas.

El caso es que pedí presupuesto a 2 empresas diferentes. Y la experiencia fue también muy diferente…

La primera empresa me envió el presupuesto en una hoja de Word.

La segunda empresa me envió un presupuesto detallado de 3 páginas con su portada y todo.

La primera no me dijo nada más después de enviar el presupuesto. Cuando le envié un email con dudas, se le olvidó responder la mitad de ellas.

La segunda se ofreció a llamarme por teléfono para conocerme y comentar posibles dudas sobre el presupuesto. Y así lo hicimos.

La oferta de la primera empresa incluía un listado con todo lo que incluía sus servicios.

La oferta de la segunda empresa no solo incluía ese listado, sino que también mencionaba un valor añadido: un departamento jurídico para consultar dudas legales de los propietarios.

¿Qué empresa crees que contratamos? Está bastante claro no, ¿no?

Este tipo de experiencias son muy reveladoras, porque demuestran que las empresas dedican muchos recursos en tener visibilidad/tráfico/leads, pero luego fallan en lo esencial: cerrar la venta.

Y no me refiero a cerrar la venta en el sentido comercial, me refiero a cosas como:

  • Crear confianza
  • Cumplir expectativas
  • Mantener líneas de comunicación abiertas

Estos dos administradores de fincas tienen la suerte de competir solo con un pequeño grupo de empresas locales que ofrecen lo mismo que ellos.

Si se tratase de otro tipo de servicio, estarían compitiendo con cientos de ofertas similares. Incluso con modelos de negocios distintos que cubren la misma necesidad.

Cubrir el expediente no es suficiente.​​

A pesar de haberlo hecho bien, la empresa que contratamos olvidó un tema importante.

Como presidente de una comunidad de vecinos, seguramente ​esta será la primera y última vez que contrate los servicios de un administrador.

No sé qué hay que hacer una vez contratado el servicio. No sé qué gestiones tengo que hacer para que ellos puedan ponerse en marcha.

Sé qué trabajo van a hacer ellos, pero no sé qué trabajo tendré que hacer yo mañana.

Hay una pregunta que cualquier propuesta debe responder: ¿qué ocurre después?​

8 comentarios en “Soy el presidente.

  1. Hola
    Sé que no es el motivo del post, pero por experiencia te diré que no te fíes demasiado de los llamados departamentos júridicos de los administradores de fincas. La mayoría de los abogados que me he encontrado que trabajaban en ellos no eran especialmente brillantes.
    Por cierto, los administradores de fincas viven muy bien, llevan las cuentas, envían a industriales (que les dejan comisión), dirigen reuniones y aguantan llamadas. Y que conste que yo no me cambiaría por ellos.
    En cuanto al marketing, tienes toda la razón y me ha gustado mucho tu punto de vista.

  2. Recuerdo cuando me tocó, hace muchos años, recién estrenado mi primer piso, ser la presidenta.

    Aún trabajaba por cuenta ajena, pero lo primero que hice fue «delegar», que decimos los autónomos.

    Hoy por hoy, en mi negocio, sólo delego la parte de contabilidad e impuestos, fue lo primero que hice, cuando llevaba sólo 4 meses de autónoma.

    Estoy de acuerdo totalmente contigo: no sólo es importante en los negocios decir qué vamos a hacer, sino cómo lo vamos a hacer y qué parte le toca al cliente.

    Es una parte fundamental en mis contratos: qué me pide el cliente, qué voy a hacer (es decir, lo que el me pidió con sus palabras y lo que haré yo, eso mismo, pero con términos técnicos, a modo de formación para él) y el proceso de trabajo.

    Ahí explico los pasos que yo iré dando y en qué pasos le necesitaré, para qué y qué tendrá que tener preparado.

    Por cierto, y a modo de cierre, ¿cómo te plantearías tú la prueba social de una de esas empresas? ¿qué le pedirías al cliente para hacer marketing? ¿testimonios en alguna plataforma, en la web o recomendaciones en la zona?

    Mil gracias por este post… a veces se nos olvida las lecciones que nos da la vida diaria para nuestros negocios.

    • Hola María!

      Creo que una buena prueba social es la cantidad de clientes en el barrio/zona. Una táctica muy potente es «dejarlo caer» en la primera conversación con el cliente potencial. Algo del tipo: «Administramos varias comunidades en vuestra misma calle X». :)

  3. Hola Samu:
    Acabo de tener una experiencia muy similar a la tuya con 2 corredores de seguros. Muy, muy parecida.
    Creo que hay empresas y actitudes personales dentro de esas empresas, muy pobres y no estoy hablando en términos económicos.
    Por otra parte me ha gustado tu final: “quiero saber que tengo que hacer después”. Algo a tener en cuenta en el trato con nuestros clientes. Centrar al cliente desde el primer día creo que le descarga de incertidumbre e inseguridad.
    Como siempre, Gracias!

    • Gracias Begoña!

      Creo que parte de esas actitudes se dan por el hecho de tener clientes cautivos. En el fondo saben que van a seguir llegando clientes, simplemente por su ubicación o por el boca oreja, así que no se esfuerzan demasiado.

      El día que tengan competencia «de verdad» o la guerra de precios se haga insostenible será otra historia…

  4. Hola Samu :)

    Gracias por compartir tu experiencia para que nos sirva de ejemplo de cómo ofrecer los servicios de nuestro negocio con «valor añadido».

    Tal vez en una tercera propuesta te hubieran informado también de que la relación mercantil debería comenzar con una visita al inmueble para saber en qué condiciones se encuentra y si cumple con la normativa legal vigente. Si no puede ser en ese mismo momento, concertar un nuevo encuentro para que tanto tú como el anterior responsable de la administración podáis explicar cuál es la situación actual.

    Esa visita (que no os deberían cobrar) sirve para hacer el «traspaso» de documentación: libro de actas diligenciado, datos de los propietarios, estado de cuentas, acciones en curso, etc., así como las autorizaciones pertinentes para que el nuevo administrador pueda gestionar la representación de la Comunidad.

    Es sólo un ejemplo, a falta de la tercera oferta ;)
    Como siempre, infinitas gracias por todo.
    Abracitos de colores

Deja un comentario

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →

 

samu parra

Este soy yo.

Me llamo Samu Parra. Soy consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Ayudo a marcas como la tuya a jugar con ventaja.

Empecé a vivir de la creatividad en el año 2001 y no he parado desde entonces.

Recibe mis mejores contenidos por email →